Lanzador de lanzas de hueso magdaleniense

Lanzador de lanzas de hueso magdaleniense


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Lanzador de lanzas de hueso magdaleniense - Historia

Estás en el sitio web de la Academia de Ciencias de Brno, República Checa.

Antropark se creó como parte del sitio web de la Academia de Ciencias de Brno en 2005.

Traducido y modificado por V t Lang después de discusiones con el autor,

segunda traductora Tereza tr glov .

Actualización Antropark 2013, Autor e ilustraciones Libor Bal k

Contacto - Libor Bal k: [email protected]

La cultura magdaleniense de Europa occidental y central

La era de las grandes culturas europeas de tipo nórdico

La cultura más reciente del Paleolítico superior (Paleolítico superior tardío) en Europa occidental y central es el Magdaleniense, hace 20.000 - 12.500 años.

El magdaleniense apareció en Europa occidental después del último máximo glacial. Se convirtió en la cultura dominante de Europa occidental y se extendió a Europa Central, incluidas Bohemia y Moravia (hace unos 13.000 años). Era una cultura asociada sobre todo a los renos y los caballos. Los mamuts estaban desapareciendo, aunque seguían siendo un motivo importante en el arte. El magdaleniense es una cultura típica de los cazadores de tipo ártico.

Un cazador de renos (una imitación de reconstrucción)

Un hombre del Magdaleniense de Moravia. Sostiene un lanzador de lanzas que utiliza el principio de palanca y una lanza con una punta de proyectil de hueso con microlitos afilados en forma de sierra. Los caballos en su ropa están representados de acuerdo con un objeto decorado que se encuentra en la cueva de Pekárna (el Karst de Moravia).

El mapa de Europa muestra los contornos del continente europeo y el área perteneciente a los cazadores de caribúes y caballos magdalenienses. En el sureste y este del continente estaba el área de Gravettien tardío y en las fronteras del noreste se encontraba el área de Hamburgien. Los círculos rojos indican las localidades arqueológicas importantes.

Frente a la tienda de campaña en Pekárna en la cueva del Karst de Moravia. La gran cueva no pasó desapercibida de los cazadores magdalenienses, que estaban rastreando las manadas de caribúes alrededor de las áreas kársticas. En la cueva de Pekárna, se descubrió la hilera de chimeneas al otro lado del pasillo, que probablemente era el lugar donde estaban las tiendas. El clima de la cueva era conveniente para la fabricación de carne de caribú. La zona kárstica permitió a los cazadores utilizar el terreno para construir trampas perfectas.

Artefactos fascinantes encontrados en la cueva de Pekárna: diminutas agujas de hueso, herramientas de Silicit, incrustadas en una empuñadura deshuesada o de cuerno, arpones, artefactos decorados con forma de cuchilla y fascinantes representaciones de las escenas de la vida silvestre en las costillas de los caballos (caballos pastando, peleas bisontes).

Un campamento de cazadores de renos de Petersfels

La imagen nos lleva al suroeste de Alemania, el conocido sitio de Petersfels de Engen. El estrecho valle se convirtió en una trampa para los renos cazados. Allí se mataron renos a gran escala, como atestiguan los restos de sus huesos. La peculiaridad de esta imagen es que los estudios fotográficos no se crearon artificialmente, sino que se hicieron solo en el sitio, donde admiradores conocedores exhibieron sus ropas caseras, carpas y armas magdalenienses.

Un cazador y sus armas

Observe las cabezas de asta de las armas arrojadizas, que se hicieron tan bien que se pueden comparar con el nivel artístico de tallado en las culatas de las armas de fuego recientes.

Uno de los grabados más bellos e imaginativos del lanzador representa a dos Capricornio luchando. La cueva de Trois Fr & egraveres en Francia. La reconstrucción de la imagen representa el artefacto en su forma original (las cabezas de los Capricornio no se conservan).

La imagen representa la punta del proyectil del lanzador y la forma de fijarlo al lanzador antes del lanzamiento.

Un hueso magdaleniense puntiagudo con microlitos (una transformación reconstructora)

Un hueso de la cueva Dr tenick en el karst de Moravia. Este artefacto se encuentra ahora en el Instituto Anthropos, que forma parte del Museo Moravo (Moravsk zemsk muzeum) en Brno. Puede ver (la parte inferior a la derecha) una impresión de la antigua encuadernación cuidadosa y fina. La reconstrucción describe el procedimiento de su ensamblaje.

El terreno conveniente ayuda durante la caza. Las sociedades del Norte a menudo no tenían suficientes miembros para conducir a los animales gregarios. Por lo tanto, construyeron pilares de piedra, que los cariboos cazados no pudieron distinguir del cazador.

En una tienda de Petersfels (una imitación de reconstrucción)

Las agujas de hueso que se encuentran en abundancia tanto en Petersfels como en el Karst de Moravia son diferentes de las del Gravetiense. La mujer de la imagen está cosiendo una prenda de vestir con un punzón y una aguja. El hombre está reparando la punta ósea de un arma. Reemplaza fácilmente los segmentos rotos individuales del filo por otros nuevos. A la izquierda de él, está su equipo, como armas arrojadizas, lámparas, un bastón de cacique, una flauta y puntas de hueso.

Ropa de cazadores de renos nómadas (una imitación de reconstrucción)

Las imitaciones reconstruidas de ropa que se remontan a la época de los cazadores de renos y caballos magdalenienses. La primera ropa se exhibe en el Museo de Engen. Puede ver patrones decorativos hechos de acuerdo con un objeto adornado en forma de pala que se encuentra en el Karst de Moravia en la ropa adecuada.

`` En la trampa '', una imagen de una escena de caza (una imitación de reconstrucción)

Un lanzador de lanzas era ideal para cazar animales que vivían en manadas, como caballos y renos. Era capaz de disparar una cantidad máxima de proyectiles en un período mínimo de tiempo. La precisión de los disparos a una masa de cuerpos en ejecución no era importante, el trabajo se completó con puntas afiladas. Lo más probable es que se utilizaran pilares de piedra maciza para conducir renos. El reno los evitaba de la misma manera que evitaba a las personas. Es por eso que los magdalenienses prefirieron un entorno en el que estuvieran disponibles losas de piedra caliza, de las que erigieron los pilares, p. Ej. afloramientos de piedra caliza, característicos de las zonas kársticas. Toda la vida de estas personas estuvo estrechamente relacionada con los animales que vivían en manadas y formó su cultura. Los asentamientos magdalenienses llegaron a Europa Central, concretamente a Polonia, hace 16.000 años ya Moravia hace unos 13.000 años.

Queremos agradecer al Sr. Ji ervinka de Praga por su ayuda durante la realización de esta reconstrucción.

Una Venus Magdaleniense (una transformación de reconstrucción)

La representación de las mujeres, las inconfundibles Venus magdalenienses, fue bastante curiosa. Las figurillas de mujeres casi no tenían ningún detalle, a menudo estaban simplemente delineadas y sus traseros siempre sobresalían. Algunas figurillas pequeñas tenían agujeros para colgar.

Queremos agradecer al Sr. Ji ervinka de Praga por su ayuda durante la realización de esta reconstrucción.

Una Venus magdaleniense con peinado (una transformación de reconstrucción)

Una de las pocas Venus Magdalenienses que proporcionó al menos alguna información sobre su peinado.

Queremos agradecer al Sr. Ji ervinka de Praga por su ayuda durante la realización de esta reconstrucción.

Estamos buscando un patrocinador para la próxima operación del Antropark y el surgimiento de una nueva reconstrucción.


Contenido

Los diseños de lanza-lanza pueden incluir mejoras como lazos de tanga para adaptarse a los dedos, el uso de varillas flexibles o pesos de equilibrio de piedras. Los ejes de los dardos se pueden hacer más delgados y altamente flexibles para mayor potencia y alcance, el emplumado se puede hacer en espiral para agregar giro al dardo, haciéndolo más estable y preciso. Los dardos se asemejan a flechas grandes o lanzas pequeñas y suelen tener de 1,2 a 2,7 m (4 a 9 pies) de longitud y de 9 a 16 mm (3/8 "a 5/8") de diámetro.

Otra mejora importante en el diseño del lanzador de lanzas fue la introducción de un pequeño peso (entre 60 y 80 gramos) sujeto a su sección media. Algunos atlatlists sostienen que los pesos de piedra agregan masa al eje del dispositivo, lo que causa resistencia a la aceleración cuando se balancea y resulta en un lanzamiento más contundente y preciso del dardo. Otros afirman que los pesos de los lanzadores de lanzas solo agregan estabilidad al yeso, lo que resulta en una mayor precisión. [ cita necesaria ]

Basado en un trabajo previo realizado por William S. Webb, William R. Perkins [6] afirma que los pesos lanzadores de lanza, comúnmente llamados "piedras pancartas", y caracterizados por un agujero centrado en una piedra tallada o triturada de forma simétrica, de forma ancha y plana con un orificio perforado y, por lo tanto, un poco como una gran tuerca de mariposa, son una mejora del diseño que crea un efecto de silenciamiento cuando se gira. El uso del dispositivo reduciría el "zip" delator de un atlatl balanceado a un sonido de "woof" más sutil que no viajaba tan lejos y era menos probable que alertara a la presa. La teoría de Robert Berg es que la piedra del estandarte fue llevada por los cazadores como un peso de huso para producir una cuerda de fibras naturales recolectadas durante la caza, con el propósito de atar plumas y manipular piedras o puntas de hueso. [7]

Woomera Editar

El diseño de woomera es claramente diferente de la mayoría de los otros lanzadores de lanzas, ya que tiene una forma curva y hueca, lo que permite que se use para otros fines (en algunos casos), como transportar alimentos.

Diseños artísticos Editar

Varios lanzadores de lanzas de la Edad de Piedra (generalmente ahora incompletos) están decorados con tallas de animales: el Museo Británico tiene un mamut y hay una hiena en Francia. Muchas piezas de hueso decorado pueden haber pertenecido a Bâtons de commandement. [ cita necesaria ]

El atlatl azteca a menudo estaba decorado con diseños de serpientes y plumas, [8] potencialmente evocador de su asociación con Ehecatl, la deidad azteca del viento. [9]

Los dardos de madera se conocían al menos desde el Paleolítico Medio (Schöningen, Torralba, Clacton-on-Sea y Kalambo Falls). Si bien el lanzador de lanzas es capaz de lanzar un dardo a más de cien metros, se usa con mayor precisión a distancias de veinte metros o menos. Se cree que el lanzallamas fue utilizado por Homo sapiens desde el Paleolítico Superior (hace unos 30.000 años). [10] La mayoría de los hallazgos europeos estratificados proceden del Magdaleniense (Paleolítico superior tardío). En este período, las piezas elaboradas, a menudo en forma de animales, son comunes. Los primeros datos seguros sobre los atlatls provienen de varias cuevas en Francia que datan del Paleolítico superior, hace unos 21.000 a 17.000 años. El ejemplo más antiguo conocido es un atlatl solutrense de 17.500 años hecho con cuernos de reno, encontrado en Combe Saunière (Dordoña), Francia. [11] Es posible que el atlatl se inventó antes, ya que Mungo Man de 42 000 BP presenta artritis en el codo derecho, una patología conocida hoy como el "codo Atlatl", resultado de muchos años de torsión contundente por el uso de un atlatl. [12] En la actualidad, no hay pruebas del uso de atlatl en África. Pueblos como los masai y los khoi san lanzan lanzas sin ningún tipo de ayuda, pero su uso en la caza es limitado en comparación con el lanzador de lanzas ya que el animal debe estar muy cerca y ya inmóvil.

Durante la Edad de Hielo, los humanos utilizaron el atlatl para cazar Megafauna. Ice Age Megafauna ofrecía una gran cantidad de alimentos cuando otros juegos eran limitados, y el atlatl les daba más poder para perforar su piel más gruesa. En este período de tiempo, los atlatl solían estar hechos de madera o hueso. Las mejoras realizadas en el borde de las lanzas también lo hicieron más eficiente. [13]

En Europa, el lanzador de lanzas se complementó con el arco y la flecha en el Epi-Paleolítico. Junto con una mayor facilidad de uso, el arco ofrecía la ventaja de que la mayor parte de la energía elástica se almacena en el dispositivo de lanzamiento, en lugar de que los ejes de las flechas del proyectil, por lo tanto, pueden ser mucho más pequeños y tener tolerancias más flexibles para la constante de resorte y la distribución del peso que los dardos atlatl. . Esto permitió un tallado de pedernal más indulgente: las cabezas de dardo diseñadas para un lanzador de lanza en particular tienden a diferir en masa solo en un pequeño porcentaje. En la Edad del Hierro, el amentum, una correa unida al eje, era el mecanismo europeo estándar para lanzar jabalinas más ligeras. El amentum no solo le da alcance, sino también giro al proyectil. [14]

El lanzador de lanzas también fue utilizado por los primeros estadounidenses. Puede haber sido introducido en Estados Unidos durante la inmigración a través del puente de tierra de Bering, [ cita necesaria ] ya pesar de la posterior introducción del arco y la flecha, [ cita necesaria ] El uso de atlatl estaba muy extendido en el momento del primer contacto europeo. [ cita necesaria ] Los Atlatls están representados en el arte de múltiples culturas precolombinas, incluida la cultura Basketmaker en el suroeste de Estados Unidos, Maya en la Península de Yucatán y Moche en los Andes de América del Sur. Los Atlatls fueron especialmente prominentes en la iconografía de los guerreros de la cultura teotihuacana del centro de México. Un gobernante de Teotihucan llamado Spearthrower Owl es una figura importante descrita en las estelas mayas. Se han encontrado lanzadores de lanzas de madera completos en sitios secos en el oeste de los Estados Unidos y en ambientes anegados en Florida y Washington. Varias tribus amazónicas también utilizaron el atlatl para pescar y cazar. Algunos incluso prefirieron esta arma al arco y la flecha, y la usaron no solo en combate sino también en competiciones deportivas. Tal fue el caso de los Tarairiu, una tribu Tapuya de recolectores y asaltantes migratorios que habitaban las montañas boscosas y las sabanas de las tierras altas de Rio Grande do Norte a mediados del siglo XVII en Brasil. El antropólogo Harald Prins ofrece la siguiente descripción:

Como se mencionó anteriormente, el lanzador de lanzas era una parte importante de la vida, la caza y la religión en los antiguos Andes. El lanzador de lanzas más antiguo conocido de América del Sur tenía una pieza de mango proximal y se conoce comúnmente como un estólica en español referencias a la cultura indígena andina [ cita necesaria ] . Estólica y atlatl son, por tanto, términos sinónimos. los estólica "es más conocida arqueológicamente de la cultura Nazca y la civilización Inca, pero los primeros ejemplos se conocen por asociaciones con momias Chinchorro. [15] estólica también se conoce de la cultura Moche, incluyendo representaciones detalladas en cerámica pintada, y en representaciones en textiles de la cultura Wari [16]

El andino estólica tenía un cuerpo de madera con un gancho que estaba hecho de piedra o metal. Estos anzuelos se han encontrado en varios sitios de las tierras altas, incluido Cerro Baúl, un sitio de la cultura Wari. En los Andes, las puntas de los dardos a menudo estaban cubiertas con metal. Las puntas de flecha comúnmente tenían la misma apariencia que estas puntas andinas [ cita necesaria ]. La longitud de un común estòlica mide unos 50 cm. Estólica Los mangos se tallaron y modelaron comúnmente para representar relatos del mundo real como animales y deidades. [17]

Ejemplos de estòlicas sin piezas de asa se han interpretado como juguetes para niños [ cita necesaria ]. Los arqueólogos encontraron ejemplos decorados en el entierro de la cultura Moche de la Dama de Cao en El Brujo en el valle de Chicama. A sus pies había un grupo de veintitrés atlatls con piezas de asa que representaban pájaros. Estos "teatrales" estòlicas son diferentes de las armas normales. Son mucho más largos (80-100 cm) que los ejemplos habituales (50-60 cm). John Whittaker y Kathryn Kamp creen que podrían haber sido parte de una ceremonia antes del entierro o referencias simbólicas para indicar que la mujer real en el entierro había sido una guerrera. [ cita necesaria ]

Estólicas se representan junto con mazas, garrotes y escudos en vasijas Moche que ilustran la guerra. [18] El atlatl aparece en la obra de arte de Chavín de Huantar, como en el Portal Blanco y Negro. [ cita necesaria ]

El atlatl, tal como lo usaban estos guerreros Tarairiu, tenía una forma única. Aproximadamente 88 cm (35 pulgadas) de largo y 3 a 4,5 cm (1 + 1 ⁄ 4 a 1 + 3 ⁄ 4 pulgadas) de ancho, este lanzador de lanza era una pieza de madera ahusada tallada en madera marrón dura. Bien pulido, tenía la forma de una mitad exterior semicircular y tenía un surco profundo ahuecado para recibir el extremo de la jabalina, que podía engancharse con una clavija de madera horizontal o un espuela amarrado con un hilo de algodón en la parte proximal y más estrecha. extremo de la tabla de lanzar, donde se ataron algunas plumas de loro escarlata para decorar. [Sus] dardos o jabalinas. probablemente estaban hechos de un bastón de madera de dos metros de largo con una piedra o una punta de madera dura larga y aserrada, a veces con la punta de veneno. Equipados con su atlatl con ranuras únicas, podían lanzar sus dardos largos desde una gran distancia con precisión, velocidad y una fuerza tan letal que atravesaban fácilmente la armadura protectora de los portugueses o de cualquier otro enemigo. [19]

Entre los tlingit del sureste de Alaska, aproximadamente una docena de especímenes muy antiguos, elaboradamente tallados, a los que llaman "shee áan" (sentados en una rama) permanecen en colecciones de museos [20] y colecciones privadas, una de las cuales se vendió en una subasta por más de $ 100,000. [ cita necesaria ]

En septiembre de 1997, se encontró un fragmento de dardo atlatl, con carbono fechado en 4360 ± 50 14 C año AP (TO 6870), en un parche de hielo en la montaña Thandlät, el primero de los Parches de hielo del sur de Yukon en ser estudiado. [21] [22] [23]: 363 [24]: 2

Los habitantes de Nueva Guinea y los aborígenes de Australia también utilizan lanzadores de lanza. A mediados del Holoceno, [25] los aborígenes de Australia desarrollaron lanzadores de lanzas, conocidos como woomeras. [26] [27]

Además de su uso práctico como arma de caza, también puede haber tenido efectos sociales. John Whittaker, antropólogo del Grinnell College, Iowa, sugiere que el dispositivo fue un ecualizador social en el sentido de que requiere habilidad en lugar de solo fuerza muscular. Así, las mujeres y los niños habrían podido participar en la caza. [4]

Whittaker dijo que los proyectiles con punta de piedra del atlatl azteca no eran lo suficientemente poderosos como para penetrar las armaduras de placas de acero españolas, pero eran lo suficientemente fuertes como para penetrar la cota de malla, el cuero y la armadura de algodón que usaban la mayoría de los soldados españoles. [8] Whittaker dijo que los aztecas comenzaron sus batallas con dardos atlatl seguidos de un combate cuerpo a cuerpo usando el macuahuitl. [8]

Otro tipo de artefacto de la Edad de Piedra que a veces se excava es el bâton de commandement. Estos son más cortos, normalmente de menos de un pie de largo, y están hechos de asta, con un agujero perforado a través de ellos. Cuando se encontraron por primera vez en el siglo XIX, los arqueólogos franceses los interpretaron como símbolos de autoridad, como el bastón de un mariscal de campo moderno, y así se llamaron bâtons de commandement ("bastones de mando"). Aunque el debate sobre su función continúa, las pruebas con réplicas han encontrado que, cuando se usan con una cuerda, son ayudas muy efectivas para lanzar lanzas o dardos. [28] Otra teoría es que eran "enderezadores de flechas". [ cita necesaria ]

Bian Jian (鞭 箭, literalmente 'Flecha de látigo') es un lanzador de lanza único que se usó durante el período Song. Puede describirse como un cabestrillo de personal muy largo que lanza un dardo del tamaño de una lanza en lugar de un proyectil con forma de roca. Requiere dos operadores a diferencia de otros lanzadores de lanzas. No debe confundirse con otro Bian Jian (邊 箭).


Contenido

Cuando los primeros humanos modernos (Homo sapiens) emigraron al continente europeo, interactuaron con los neandertales indígenas (H. neanderthalensis) que ya había habitado Europa durante cientos de miles de años. En 2019, la paleoantropóloga griega Katerina Harvati y sus colegas argumentaron que dos cráneos de 210.000 años de antigüedad de la cueva Apidima, Grecia, representan humanos modernos en lugar de neandertales, lo que indica que estas poblaciones tienen una historia inesperadamente profunda, [1] pero esto fue refutado en 2020 por el paleoantropólogo francés. Marie-Antoinette de Lumley [fr] y colegas. [2] Hace unos 60.000 años, comenzó la etapa 3 del isótopo marino, caracterizada por patrones climáticos volátiles y eventos de retroceso repentino y recolonización de las tierras boscosas en forma de estepa abierta. [3]

El primer indicio de la migración humana moderna del Paleolítico superior a Europa es la industria balcánica bohunicia que comenzó hace 48.000 años, probablemente derivada de la industria levantina emirana, [4] y los primeros huesos en Europa datan de hace aproximadamente 45-43 mil años en Bulgaria. [5] Italia, [6] y Gran Bretaña. [7] No está claro, mientras migraban hacia el oeste, si siguieron el Danubio o fueron a lo largo de la costa mediterránea. [8] Hace unos 45 a 44 mil años, la cultura protoaurignaciana se extendió por Europa, probablemente descendiendo de la cultura ahmariana del Cercano Oriente. Después de hace 40.000 años con el inicio del evento 4 de Heinrich (un período de extrema estacionalidad), el propio auriñaciense evolucionó quizás en el centro-sur de Europa y reemplazó rápidamente a otras culturas en todo el continente. [9] Esta ola de humanos modernos reemplazó a los neandertales y su cultura musteriana. [10] En el valle del Danubio, el Aurignacian presenta sitios lejanos y pocos en comparación con las tradiciones posteriores, hasta hace 35.000 años. A partir de aquí, el "típico auriñaciense" se vuelve bastante frecuente y se extiende hasta hace 29.000 años. [11]

El auriñaciense fue reemplazado gradualmente por la cultura gravetiana, pero no está claro cuándo se extinguió el auriñaciense porque está mal definido. Las herramientas "Aurignacoid" o "Epi-Aurignacian" se identifican hace entre 18 y 15 mil años. [11] Tampoco está claro de dónde se originó el gravetiano, ya que diverge fuertemente del aurignicio (y por lo tanto puede no haber descendido de él). [12] No obstante, la evidencia genética indica que no todos los linajes auriñacienses se extinguieron. [13] Las hipótesis para la génesis gravetiana incluyen la evolución: en Europa Central desde el eszeletiano (que se desarrolló a partir del bohunicia) que existió hace 41 a 37 mil años o de las culturas ahmarianas o similares del Cercano Oriente o el Cáucaso que existieron antes de 40.000 años atrás. [12] Se debate además dónde se identifica la ocurrencia más temprana, con la primera hipótesis argumentando a favor de Alemania hace unos 37.500 años, [14] y el último refugio rocoso Buran-Kaya [ru] III en Crimea hace unos 38 a 36 mil años. [15] En cualquier caso, la aparición del gravetiano coincide con una caída significativa de la temperatura. [3] También hace unos 37.000 años, existía la población fundadora de todos los humanos modernos europeos tempranos posteriores (EEMH), y Europa permanecería en aislamiento genético del resto del mundo durante los próximos 23.000 años. [13]

Hace unos 29.000 años, comenzó la etapa 2 del isótopo marino y se intensificó el enfriamiento. Esto alcanzó su punto máximo hace unos 21.000 años durante el Último Máximo Glacial (LGM) cuando Escandinavia, la región del Báltico y las Islas Británicas estaban cubiertas de glaciares y el hielo marino invernal alcanzó la costa francesa. Los Alpes también estaban cubiertos de glaciares, y la mayor parte de Europa era un desierto polar, con estepas gigantescas y estepas forestales dominando la costa mediterránea. [3] En consecuencia, grandes extensiones de Europa eran inhabitables, y dos culturas distintas surgieron con tecnologías únicas para adaptarse al nuevo entorno: la solutrense en el suroeste de Europa, que inventó nuevas tecnologías, y la epi-gravetiana de Italia a la llanura de Europa del Este. que adaptó las tecnologías gravetianas anteriores. Los pueblos de Solutrean habitaban la zona de permafrost, mientras que los pueblos de Epi-Gravetian parecen haberse quedado en áreas menos duras, heladas estacionalmente. Se conocen relativamente pocos sitios hasta este momento. [16] Los glaciares comenzaron a retroceder hace unos 20.000 años, y el Solutreano evolucionó hacia el Magdaleniense, que recolonizaría Europa Occidental y Central durante los próximos dos mil años. [3] Comenzando durante el Viejo Dryas hace aproximadamente 14.000 años, aparecen las últimas tradiciones magdalenienses, a saber, la aziliana, la de Hamburgo y la creswelliana. [17] Durante el calentamiento de Bølling-Allerød, los genes del Cercano Oriente comenzaron a aparecer en los europeos indígenas, lo que indica el fin del aislamiento genético de Europa. [13] Posiblemente debido a la continua reducción de la caza mayor europea, el Magdaleniense y el Epi-Gravetiense fueron completamente reemplazados por el Mesolítico a principios del Holoceno. [17] [18]

Europa fue repoblada por completo durante el óptimo climático del Holoceno hace 9 a 5 mil años. Los Cazadores-Recolectores de Europa Occidental del Mesolítico (WHG) contribuyeron significativamente al genoma europeo actual, junto con los Antiguos Euroasiáticos del Norte (ANE) que descendían de la cultura siberiana Mal'ta-Buret '[19] (y se separaron de EEMH antes de hace 37.000 años [13]). A diferencia de ANE, el genoma WHG no prevalece en ambos lados del Cáucaso y solo se ve en una medida significativa al oeste del Cáucaso. La mayoría de los europeos actuales tienen una proporción de 60 a 80% WHG / (WHG + ANE), y el hombre de Loschbour mesolítico de 8.000 años parece haber tenido un patrón similar. Los agricultores del Neolítico del Cercano Oriente que se separaron de los cazadores-recolectores europeos hace unos 40.000 años comenzaron a extenderse por Europa hace 8.000 años, marcando el comienzo del Neolítico con los primeros agricultores europeos (EEF). EEF aporta alrededor del 30% de la ascendencia de las poblaciones bálticas actuales, y hasta el 90% en las poblaciones mediterráneas actuales. Este último puede haber heredado la ascendencia WHG a través de la introgresión EEF. [19] [20] La población de Cazadores-Recolectores del Este (EHG) identificada alrededor de las estepas de los Urales también se dispersó, y los Cazadores-Recolectores escandinavos parecen ser una mezcla de WHG y EHG. Hace unos 4.500 años, la inmigración de las culturas Yamnaya y Corded Ware de las estepas orientales trajo la Edad del Bronce, la lengua protoindoeuropea y más o menos la composición genética actual de los europeos. [21]

Históricamente, los EEMH se han denominado "Cromañones" en la literatura científica hasta alrededor de la década de 1990, cuando el término "humanos anatómicamente modernos" se hizo más popular. [22] El nombre "Cro-Magnon" proviene de los 5 esqueletos descubiertos por el paleontólogo francés Louis Lartet en 1868 en el refugio rocoso Cro-Magnon, Les Eyzies, Dordogne, Francia, después de que el área fuera descubierta accidentalmente mientras limpiaba un terreno para un ferrocarril. estación. [23] Los fósiles y artefactos del Paleolítico se conocían desde hacía décadas, pero se interpretaron en un modelo creacionista (ya que el concepto de evolución aún no se había concebido). Por ejemplo, el geólogo Reverendo William Buckland describió en 1822 a la Dama Roja Auriñaciense de Paviland (un joven) de Gales del Sur como ciudadana de la Gran Bretaña romana. Los autores posteriores sostuvieron que el esqueleto era evidencia de personas antediluvianas (antes del Gran Diluvio) en Gran Bretaña, o fue arrastrado lejos de las tierras habitadas más al sur por las poderosas inundaciones. Buckland asumió que el espécimen era una mujer porque estaba adornado con joyas (conchas, varillas y anillos de marfil, y un pincho de hueso de lobo), y Buckland también declaró (posiblemente en broma) que las joyas eran evidencia de brujería. Alrededor de esta época, el movimiento del uniformismo estaba ganando terreno, encabezado principalmente por Charles Lyell, argumentando que los materiales fósiles eran muy anteriores a la cronología bíblica. [24]

Siguiendo la 1859 de Charles Darwin En el origen de las especies, los antropólogos y raciólogos raciales comenzaron a escindir supuestas subespecies y subrazas de los humanos actuales basándose en métricas poco fiables y pseudocientíficas recopiladas de la antropometría, la fisonomía y la frenología hasta el siglo XX. [25]: 93–96 Esta fue una continuación de 1735 de Carl Linnaeus Systema Naturae, donde inventó el sistema de clasificación moderno, al hacerlo clasificando a los humanos como Homo sapiens con varias clasificaciones de subespecies putativas para diferentes razas basadas en definiciones de comportamiento racista (de acuerdo con conceptos históricos de raza): "H. s. europaeus"(Ascendencia europea, regida por leyes)",H. s. despues"(Ascendencia africana, impulso)",H. s. asiaticus"(Ascendencia asiática, opiniones) y"H. s. americanus"(Ascendencia nativa americana, costumbres). [26] El sistema de clasificación racial se extendió rápidamente a los especímenes fósiles, incluidos tanto EEMH como los neandertales, después de que se reconoció la verdadera extensión de su antigüedad. [25]: 110 En 1869, Lartet había propuso la clasificación de subespecies "H. s. fossilis"para los restos de Cro-Magnon. [22] Otras supuestas subrazas de la 'raza Cro-Magnon' incluyeron (entre muchas otras):"H. pre-aethiopicus"para un cráneo de Dordoña que tenía" afinidades etíopes ""H. predmosti" o "H. predmostensis"para una serie de cráneos de Brno, República Checa, supuestamente de transición entre neandertales y EEMH [27]: 110-111 H. mentonensis para una calavera de Menton, Francia [27]: 88 "H. grimaldensis"para el hombre Grimaldi y otros esqueletos cerca de Grimaldi, Mónaco [27]: 55 y"H. aurignacensis" o "H. a. hauseri"para el cráneo de Combe-Capelle. [27]: 15

Estas `` razas fósiles '', junto con la idea de Ernst Haeckel de que existen razas atrasadas que requieren una mayor evolución (darwinismo social), popularizaron en el pensamiento europeo la idea de que el hombre blanco civilizado había descendido de antepasados ​​primitivos de simios de cejas bajas a través de una serie de razas salvajes. . Las crestas prominentes de las cejas se clasificaron como un rasgo similar al de los simios y, en consecuencia, los neandertales (así como los aborígenes australianos) se consideraron una raza humilde. [25]: 116 Se consideró que estos fósiles europeos habían sido los antepasados ​​de razas europeas específicamente vivientes. [25]: 96 Uno de los primeros intentos de clasificar la EEMH fue realizado por los antropólogos raciales Joseph Deniker y William Z. Ripley en 1900, quienes los caracterizaron como proto-arios altos e inteligentes, superiores a otras razas, que descendían de Escandinavia y Alemania. Otras teorías raciales giraron en torno a razas progresivamente más claras, más rubias y superiores (subespecies) que evolucionaron en Europa Central y se extendieron en oleadas para reemplazar a sus antepasados ​​más oscuros, culminando en la "raza nórdica". Estos se alinearon bien con el nórdico y el pangermanismo (es decir, la supremacía aria), que ganó popularidad justo antes de la Primera Guerra Mundial, y fue utilizado notablemente por los nazis para justificar la conquista de Europa y la supremacía del pueblo alemán en la Segunda Guerra Mundial. . [25]: 203-205 La estatura fue una de las características utilizadas para distinguir estas subrazas, por lo que los EEMH más altos, como los especímenes de los sitios franceses Cro-Magnon, Paviland y Grimaldi, se clasificaron como ancestrales de la "raza nórdica", y los más pequeños como Combe-Capelle y Chancelade man (también de Francia) fueron considerados los precursores de la "raza mediterránea" o de los "esquimoides". [28] Las figurillas de Venus, esculturas de mujeres embarazadas con senos y muslos exagerados, se utilizaron como evidencia de la presencia de la "raza negroide" en la Europa del Paleolítico, porque se interpretó que estaban basadas en mujeres reales con esteatopigia (una condición que causa muslos más gruesos, común en las mujeres del pueblo San de África del Sur) y los peinados de algunos son supuestamente similares a los que se ven en el Antiguo Egipto. [29] En la década de 1940, el movimiento del positivismo, que luchó para eliminar los prejuicios políticos y culturales de la ciencia y había comenzado aproximadamente un siglo antes, había ganado el apoyo popular en la antropología europea. Debido a este movimiento y las asociaciones de la raciología con el nazismo, la raciología dejó de practicarse. [25]: 137

Se cree que el comienzo del Paleolítico superior se caracterizó por un importante aumento de la población en Europa, con la población humana de Europa occidental posiblemente aumentando en un factor de 10 en la transición neandertal / humana moderna. [30] El registro arqueológico indica que la abrumadora mayoría de la gente del Paleolítico (tanto neandertales como humanos modernos) murió antes de llegar a los 40 años, con pocas personas mayores registradas. Es posible que el boom demográfico haya sido causado por un aumento significativo de las tasas de fecundidad. [31]

Un estudio de 2005 estimó la población de la Europa del Paleolítico Superior calculando el área geográfica total que estaba habitada sobre la base del registro arqueológico promedió la densidad de población de los nativos americanos Chipewyan, Hän, Hill y Naskapi que viven en climas fríos y se aplicó a esto para EEMH y asumió que la densidad de población aumentaba continuamente con el tiempo calculado por el cambio en el número de sitios totales por período de tiempo. El estudio calculó que: de 40 a 30 mil años atrás, la población era aproximadamente de 1.700 a 28.400 (promedio de 4.400), de 30 a 22 mil años atrás, aproximadamente de 1.900 a 30.600 (promedio de 4.800), de 22 a 16.5 mil años atrás, aproximadamente de 2.300 a 37.700 ( promedio 5.900) y hace 16.5-11.5 mil años aproximadamente 11.300-72.600 (promedio 28.700). [32]

Siguiendo el LGM, se cree que EEMH fue mucho menos móvil y presentó una mayor densidad de población, indicada por rutas comerciales aparentemente más cortas, así como por síntomas de estrés nutricional. [33]

Atributos físicos Editar

Para 28 especímenes humanos modernos de 190 a 25 mil años atrás, se estimó que el volumen cerebral promedio fue de alrededor de 1.478 cc (90,2 pulgadas cúbicas), y para 13 EEMH alrededor de 1.514 cc (92,4 pulgadas cúbicas). En comparación, los humanos actuales tienen un promedio de 1.350 cc (82 pulgadas cúbicas), que es notablemente más pequeño. Esto se debe a que el cerebro EEMH, aunque dentro de la variación para los humanos actuales, exhibe una longitud promedio del lóbulo frontal más larga y una altura del lóbulo occipital más alta. Los lóbulos parietales, sin embargo, son más cortos en EEMH. No está claro si esto podría equivaler a diferencias funcionales entre los humanos actuales y los primeros humanos modernos. [34]

Los EEMH son físicamente similares a los humanos de hoy en día, con un cráneo globular, cara completamente plana, borde de cejas grácil y mentón definido. Sin embargo, los huesos de EEMH son algo más gruesos y robustos. [35] En comparación con los europeos actuales, los EEMH tienen caras más anchas y cortas, arcos de las cejas más prominentes, dientes más grandes, mandíbulas superiores más cortas, pómulos más orientados horizontalmente y cuencas oculares más rectangulares. Los tres últimos son más frecuentes en determinadas poblaciones actuales de Asia oriental. [36] Los auriñacienses presentaban una mayor proporción de rasgos que recordaban algo a los neandertales, como (aunque no limitado a) un casquete ligeramente aplanado y el consiguiente moño occipital que sobresale de la parte posterior del cráneo (este último podría estar bastante definido). Su frecuencia disminuyó significativamente en los gravetianos, y en 2007, el paleoantropólogo Erik Trinkaus concluyó que se trataba de restos de la introgresión neandertal que finalmente se extrajeron del acervo genético en su revisión de la morfología relevante. [37]

En la Europa occidental del Paleolítico superior temprano, se estimó que 20 hombres y 10 mujeres tenían un promedio de 176,2 cm (5 pies 9 pulgadas) y 162,9 cm (5 pies 4 pulgadas), respectivamente. Esto es similar a los europeos del norte modernos postindustriales. En contraste, en una muestra de 21 y 15 hombres y mujeres de Europa Occidental del Paleolítico Superior tardío, los promedios fueron 165,6 cm (5 pies 5 pulgadas) y 153,5 cm (5 pies), similar a los humanos modernos preindustriales. No está claro por qué los EEMH anteriores eran más altos, especialmente considerando que las criaturas de clima frío son de extremidades cortas y, por lo tanto, de baja estatura para retener mejor el calor corporal. Esto se ha explicado de diversas maneras como: retención de una condición ancestral hipotéticamente alta, dieta y nutrición de mayor calidad debido a la caza de megafauna que luego se convirtió en una adaptación funcional poco común o extinta para aumentar la longitud de la zancada y la eficiencia del movimiento mientras se ejecuta durante una caza aumentando el territorialismo entre los posteriores. EEMH reduce el flujo de genes entre comunidades y aumenta la tasa de endogamia o el sesgo estadístico debido al tamaño de muestra pequeño o porque las personas más altas tenían más probabilidades de alcanzar un estatus más alto en un grupo antes de la LGM y, por lo tanto, tenían más probabilidades de ser enterradas y preservadas. [28]

Antes del análisis genético, generalmente se asumía que EEMH, como los europeos actuales, tenían la piel clara como una adaptación para absorber la vitamina D del sol menos luminoso más al norte. Sin embargo, de los 3 genes predominantes responsables de una piel más clara en los europeos actuales (KITLG, SLC24A5 y SLC45A2), los dos últimos, así como el gen TYRP1 asociado con un color de ojos y cabello más claro, experimentaron una selección positiva tan tarde como entre los 19 y los 10 años. Hace 11 mil años durante la transición mesolítica. Estos tres se generalizaron en todo el continente durante la Edad del Bronce. [39] [40] La variación del gen que se asocia con los ojos azules en los humanos actuales, OCA2, parece haber descendido de un ancestro común hace unos 10-6 mil años en algún lugar del norte de Europa. [41] Un momento tan tardío fue potencialmente causado por la baja población general y / o el bajo movimiento entre continentes requerido para tal cambio adaptativo en la coloración de la piel, el cabello y los ojos. Sin embargo, KITLG experimentó una selección positiva en EEMH (así como en los asiáticos orientales) a partir de hace aproximadamente 30.000 años. [40] [42]

Genética Editar

Mientras que los humanos anatómicamente modernos han estado presentes fuera de África durante algunos intervalos de tiempo aislados potencialmente tan pronto como hace 250.000 años, [43] los no africanos actuales descienden de la expansión fuera de África que ocurrió hace unos 65-55 mil años. Este movimiento fue una consecuencia de la rápida expansión dentro de África Oriental asociada con el haplogrupo L3 de ADNmt. [44] [45] El análisis de ADN mitocondrial coloca a EEMH como el grupo hermano de los grupos del Paleolítico Superior de Asia Oriental ("Proto-Mongoloide"), la divergencia ocurrió hace aproximadamente 50.000 años. [46]

Los estudios genómicos iniciales sobre los primeros EEMH en 2014, concretamente sobre el individuo Kostenki-14 de 37.000 años de edad, identificaron 3 linajes principales que también están presentes en los europeos actuales: uno relacionado con todos los EEMH posteriores, un linaje "basal euroasiático" que se separó del antepasado común de los europeos actuales y los asiáticos orientales antes de separarse entre sí y otro pariente de un individuo de 24.000 años de la cultura siberiana Mal'ta-Buret '(cerca del lago Baikal).Contrariamente a esto, un estudio de 2016 que analizó especímenes europeos mucho más antiguos, incluidos Ust'-Ishim y Oase-1 que datan de hace 45,000 años, no encontró evidencia de un componente "basal euroasiático" en el genoma, ni encontraron evidencia de Mal Introgresión de 'ta-Buret' al observar una gama más amplia de EEMH de todo el Paleolítico Superior. En cambio, el estudio concluyó que tal composición genética en los europeos actuales se derivó de la introgresión del Cercano Oriente y Siberia que se produjo predominantemente en el Neolítico y la Edad del Bronce (aunque comenzó hace 14.000 años), pero todos los especímenes de EEMH, incluidos y posteriores a Kostenki-14, contribuyeron al genoma europeo actual y estaban más estrechamente relacionados con los europeos actuales que con los asiáticos orientales. Los EEMH anteriores (10 probados en total), por otro lado, no parecían ser ancestros de ninguna población actual, ni formaban ningún grupo cohesivo en y por sí mismos, cada uno representando linajes genéticos completamente distintos, mezcla entre los principales linajes, o tienen ascendencia muy divergente. Debido a esto, el estudio también concluyó que, a partir de hace aproximadamente 37.000 años, EEMH descendía de una sola población fundadora y estaba aislada reproductivamente del resto del mundo. El estudio informó que un individuo auriñaciense de Grottes de Goyet, Bélgica, tiene más afinidades genéticas con los habitantes magdalenienses de la Cueva de El Miròn que con los gravetianos de Europa del Este más o menos contemporáneos. [13]

Los haplogrupos identificados en EEMH son los haplogrupos de ADN-Y patrilineal (de padre a hijo) IJ, C1 y K2a [nota 1] [48] y el haplogrupo N, R y U de ADN-mt (de madre a hijo) matrilineal (de madre a hijo). [ nota 2] Y-haplogrupo IJ desciende del suroeste de Asia. El haplogrupo I surgió hace unos 35 a 30 mil años, ya sea en Europa o en Asia occidental. Mt-haplogroup U5 surgió en Europa justo antes de la LGM, hace entre 35 y 25 mil años. [47] El esqueleto de Villabruna 1 de 14.000 años de Ripari Villabruna, Italia, es el portador identificado más antiguo del Y-haplogrupo R1b (R1b1a-L754 * (xL389, V88)) encontrado en Europa, probablemente traído de la introgresión del Cercano Oriente. [13] Se descubrió que el esqueleto del "hombre Bichon" de Azilian del Jura suizo estaba asociado con el linaje WHG. Era portador del haplogrupo I2a de ADN-Y y del haplogrupo U5b1h de ADNmt. [42]

La evidencia genética sugiere que los primeros humanos modernos se cruzaron con los neandertales. Se estima que los genes del genoma actual ingresaron hace unos 65 a 47 mil años, probablemente en Asia occidental poco después de que los humanos modernos abandonaran África. [50] [51] En 2015, se descubrió que el Oase 2 humano moderno de 40.000 años tenía entre el 6 y el 9% (estimación puntual del 7,3%) de ADN neandertal, lo que indica un antepasado neandertal hasta cuatro o seis generaciones antes, pero este híbrido La población rumana no parece haber hecho una contribución sustancial a los genomas de los europeos posteriores. Por lo tanto, es posible que el mestizaje fuera común entre los neandertales y EEMH, lo que no contribuyó al genoma actual. [38] El porcentaje de genes neandertales disminuyó gradualmente con el tiempo, lo que podría indicar que eran desadaptativos y fueron seleccionados fuera del acervo genético. [13]

Existe una notable complejización tecnológica coincidiendo con la sustitución de los neandertales por EEMH en el registro arqueológico, por lo que se crearon los términos "Paleolítico Medio" y "Paleolítico Superior" para distinguir entre estos dos períodos de tiempo. Basada en gran medida en la arqueología de Europa occidental, la transición se denominó "Revolución del Paleolítico Superior" (ampliada para convertirse en un fenómeno mundial) y la idea de "modernidad conductual" se asoció con este evento y las primeras culturas modernas. Se acepta en gran medida que el Paleolítico superior parece presentar una tasa de evolución tecnológica y cultural más alta que el Paleolítico medio, pero se debate si la modernidad conductual fue realmente un desarrollo abrupto o fue una progresión lenta que se inició mucho antes que el Paleolítico superior, especialmente al considerar el registro arqueológico no europeo. Las prácticas modernas de comportamiento incluyen: la producción de microlitos, el uso común de huesos y astas, el uso común de herramientas para moler y golpear, evidencia de alta calidad de decoración corporal y producción de figurillas, redes comerciales a larga distancia y tecnología de caza mejorada. [52] [53] En cuanto al arte, el magdaleniense produjo algunas de las piezas paleolíticas más intrincadas, e incluso decoraron elaboradamente objetos cotidianos normales. [54]

Caza y recolección Editar

Históricamente, los estudios etnográficos sobre las estrategias de subsistencia de los cazadores-recolectores han puesto énfasis durante mucho tiempo en la división sexual del trabajo y muy especialmente en la caza mayor por parte de los hombres. Esto culminó en el libro de 1966 Hombre el cazador, que se centra casi por completo en la importancia de las contribuciones masculinas de alimentos al grupo. Como esto se publicó durante el movimiento feminista de la segunda ola, esto se encontró rápidamente con una reacción violenta de muchas antropólogas. Entre ellos se encontraba la arqueóloga australiana Betty Meehan en su artículo de 1974 Mujer la recolectora, quien argumentó que las mujeres juegan un papel vital en estas comunidades al recolectar plantas alimenticias más confiables y caza menor, ya que la caza mayor tiene una baja tasa de éxito. Desde entonces, el concepto de "Mujer recolectora" ha ganado un apoyo significativo. [55]

Por lo general, se ha asumido que EEMH estudió de cerca los hábitos de las presas para maximizar el rendimiento según la temporada. Por ejemplo, los mamíferos grandes (incluidos los ciervos, los caballos y la cabra montés) se congregan estacionalmente, y es posible que los renos estén plagados estacionalmente por insectos que hacen que la piel a veces no sea adecuada para el trabajo de la piel. [56] Hay mucha evidencia de que EEMH, especialmente en Europa Occidental después del LGM, acorralaba grandes animales de presa en espacios confinados naturales (como contra la pared de un acantilado, un callejón sin salida o un cuerpo de agua) para poder eficientemente sacrificar manadas enteras de animales (sistema de conducción de juegos). Parece que han programado matanzas en masa para que coincidan con los patrones de migración, en particular de ciervos, caballos, renos, bisontes, uros e íbices y, ocasionalmente, mamuts lanudos. [57] También hay múltiples ejemplos de consumo de pescado estacionalmente abundante, que se hizo más frecuente a mediados del Paleolítico superior. [58] No obstante, los pueblos magdalenienses parecen haber tenido una mayor dependencia de los animales pequeños, los recursos acuáticos y las plantas que sus predecesores, probablemente debido a la relativa escasez de caza mayor europea después del LGM (evento de extinción cuaternario). [3] Los pueblos post-LGM tienden a tener una mayor tasa de dolencias relacionadas con la deficiencia de nutrientes, incluida una reducción en la altura, lo que indica que estas bandas (probablemente debido a la disminución del territorio habitable) tuvieron que consumir una variedad de alimentos mucho más amplia y menos deseable para sobrevivir. . [33] La popularización de los sistemas de unidades de juego puede haber sido una extensión del aumento de la devolución de alimentos. [57] En particular, en el suroeste de Francia, EEMH dependía en gran medida de los renos, por lo que se hipotetiza que estas comunidades siguieron a los rebaños, y que la ocupación del Périgord y los Pirineos solo ocurría en el verano. [59] Las comunidades epi-gravetianas, por el contrario, se centraron generalmente en la caza de una especie de caza mayor, más comúnmente caballos o bisontes. [18] Es posible que la actividad humana, además de la rápida retirada de las estepas favorables, inhibiera la recolonización de la mayor parte de Europa por la megafauna que siguió a la LGM (como mamuts, rinocerontes lanudos, alces irlandeses y leones de las cavernas), contribuyendo en parte hasta su extinción final que ocurrió al comienzo o bien entrado el Holoceno, dependiendo de la especie. [60]

Para las armas, EEMH elaboró ​​puntas de lanza utilizando predominantemente hueso y asta, posiblemente porque estos materiales eran fácilmente abundantes. En comparación con la piedra, estos materiales son compresivos, lo que los hace bastante inastillables. [56] Estos luego fueron colocados en un eje para ser utilizados como jabalinas. Es posible que los artesanos auriñacienses pusieran más púas de hueso en las puntas de lanza, pero la evidencia firme de tal tecnología se registra desde hace 23.500 años y no se vuelve más común hasta el Mesolítico. [61] Los artesanos auriñacienses producían puntas de lanza en forma de rombo (en forma de diamante). Hace 30.000 años, las puntas de lanza se fabricaban con una base más redondeada, y hace 28.000 años se introdujeron las cabezas en forma de huso. Durante el gravetiano, se produjeron puntas de lanza con una base biselada. Al comienzo del LGM, se inventó el lanzador de lanzas en Europa, que puede aumentar la fuerza y ​​precisión del proyectil. [56] En Polonia se identificó un posible boomerang hecho de colmillo de mamut (aunque es posible que no haya podido regresar al lanzador), y que data de hace 23.000 años, sería el boomerang más antiguo conocido. [62] Las puntas de lanza de piedra con puntas de hojas y hombros se vuelven más frecuentes en el Solutreano. Tanto las puntas de lanza grandes como las pequeñas se produjeron en gran cantidad, y las más pequeñas pueden haber estado unidas a dardos de proyectiles. El tiro con arco posiblemente se inventó en el Solutrean, aunque la tecnología de arco menos ambigua se informó por primera vez en el Mesolítico. La tecnología ósea se revitalizó en Magdalanian, y la tecnología de largo alcance, así como los arpones, se volvieron mucho más frecuentes. Se especula que algunos fragmentos de arpones han sido leisters o tridentes, y los arpones verdaderos se encuentran comúnmente a lo largo de las rutas de migración estacional del salmón. [57]

Sociedad Editar

Sistema social Editar

A diferencia del patriarcado prominente en las sociedades históricas, la idea de un predominio prehistórico del matriarcado o de las familias matrifocales (centradas en la maternidad) fue supuesta por primera vez en 1861 por el jurista Johann Jakob Bachofen. Los primeros modelos de esto creían que la monogamia no se practicaba ampliamente en la antigüedad, por lo tanto, la línea paterna era más difícil de seguir que la materna, lo que resultaba en una sociedad matrilineal (y matriarcal). Luego, las matriarcas fueron conquistadas por los patriarcas en los albores de la civilización. El cambio del matriarcado al patriarcado y la adopción hipotética de la monogamia se consideró un salto adelante. [63] Sin embargo, cuando se descubrieron las primeras representaciones paleolíticas de humanos, las llamadas figurillas de Venus, que suelen presentar senos, nalgas y vulvas pronunciadas (áreas generalmente sexualizadas en la cultura occidental actual), inicialmente se interpretaron como pornográficas. en naturaleza. La primera Venus descubierta fue nombrada "Vénus impudique" ("Venus inmodesta") por el descubridor Paul Hurault, octavo marqués de Vibraye, porque carecía de ropa y tenía una vulva prominente. [29] El nombre "Venus", en honor a la diosa romana de la belleza, implica en sí mismo una función erótica. Tal patrón en la representación de la forma humana dio lugar a sugerencias de que las formas humanas eran generalmente pornografía para los hombres, lo que significa que los hombres eran los principales responsables de las obras de arte y la artesanía en el Paleolítico, mientras que las mujeres tenían la tarea de criar a los niños y varios trabajos domésticos. Esto equivaldría a un sistema social patriarcal. [64]

El modelo del matriarcado paleolítico fue adaptado por el prominente comunista Friedrich Engels, quien en cambio argumentó que las mujeres fueron despojadas del poder por los hombres debido a cambios económicos que solo podrían deshacerse con la adopción del comunismo (feminismo marxista). El primer sentimiento fue adoptado por el movimiento feminista de la primera ola, que atacó al patriarcado haciendo argumentos darwinistas de un supuesto estado natural igualitario o matrifocal de la sociedad humana en lugar de patriarcal, e interpretando las Venus como evidencia de la adoración de la diosa madre como parte de alguna religión matriarcal. En consecuencia, a mediados del siglo XX, las Venus se interpretaron principalmente como evidencia de algún culto a la fertilidad paleolítico. Tales afirmaciones se extinguieron en la década de 1970 cuando los arqueólogos se alejaron de los modelos altamente teóricos producidos por la generación anterior. A través del movimiento feminista de la segunda ola, la hipótesis de la religión matriarcal prehistórica fue impulsada principalmente por la arqueóloga lituano-estadounidense Marija Gimbutas. Sus interpretaciones del Paleolítico estuvieron particularmente involucradas en el movimiento de la Diosa. [63] También se han destacado argumentos igualmente fervientes contra la hipótesis del matriarcado, como el de 2000 de la erudita religiosa estadounidense Cynthia Eller El mito de la prehistoria matriarcal. [64]

Al observar el registro arqueológico, las representaciones de mujeres son notablemente más comunes que de hombres. En contraste con las comunes Venus en el gravetiano, las representaciones gravetianas de hombres son raras y controvertidas, siendo la única confiable una estatuilla de marfil fragmentada de la tumba de un sitio pavloviano en Brno, República Checa (también es la única estatuilla encontrada en un Sepulcro paleolítico). Los grabados 2-D magdalenienses de hace 15 a 11 mil años representan hombres, indicados por un pene y vello facial erectos, aunque los perfiles de mujeres con un glúteo exagerado son mucho más comunes. [65] Hay menos de 100 representaciones de hombres en el registro arqueológico de la EEMH (de ellas, alrededor de un tercio están representadas con erecciones). [66] Por otro lado, la mayoría de las personas que recibieron un entierro (que puede haber estado relacionado con estatus social) eran hombres. [67] Anatómicamente, la robustez de las extremidades (que es un indicador de fuerza) entre hombres y mujeres EEMH no fueron consistentemente apreciablemente diferentes entre sí. Niveles tan bajos de dimorfismo sexual durante el Pleistoceno superior podrían significar potencialmente que la división sexual del trabajo, que caracteriza a las sociedades históricas (tanto agrícolas como de cazadores-recolectores), solo se convirtió en algo común en el Holoceno. [33]

Trading Editar

El Paleolítico Superior se caracteriza por la evidencia de rutas comerciales expansivas y las grandes distancias a las que las comunidades podrían mantener interacciones. El Paleolítico Superior temprano es especialmente conocido por sus estilos de vida altamente móviles, con grupos gravetianos (al menos los analizados en Italia y Moravia, Ucrania) que a menudo obtienen algunas materias primas a más de 200 km (120 millas). Sin embargo, se debate si esto representa un sesgo de la muestra y si Europa occidental y septentrional eran menos móviles. Algunas prácticas culturales, como la creación de figurillas de Venus o rituales de entierro específicos durante el Gravetiense, se extendían a lo largo de 2.000 km (1.200 millas) en todo el continente. [33] La evidencia genética sugiere que, a pesar de la fuerte evidencia de transmisión cultural, los europeos gravetianos no se introdujeron en los siberianos, lo que significa que hubo un movimiento de ideas pero no de personas entre Europa y Siberia. [13] En el sitio rumano de Poiana Cireşului de 30.000 años de antigüedad, las conchas perforadas del Homalopoma sanguineum Se recuperaron caracoles de mar, lo cual es significativo ya que habita en el Mediterráneo a los 900 km más cercanos (560 millas) de distancia. [68] Tal interrelación puede haber sido una importante herramienta de supervivencia en lugar del clima en constante deterioro. Dada la baja densidad de población estimada, esto puede haber requerido un sistema de organización social intercontinental bastante complejo. [33]

Con el LGM y después, se cree que las densidades de población fueron mucho más altas con la marcada disminución de las tierras habitables, lo que resultó en más economías regionales. La disminución de la disponibilidad de tierra podría haber aumentado la distancia de viaje, ya que los refugios habitables pueden haber sido muy lejanos y pocos, y el aumento de la densidad de población dentro de estos pocos refugios habría hecho que los viajes de larga distancia fueran menos económicos. Esta tendencia continuó en el Mesolítico con la adopción del sedentarismo. [33] No obstante, hay alguna evidencia de rutas comerciales magdalenienses de larga distancia. Por ejemplo, en Lascaux, una pintura de un toro tenía restos del mineral de manganeso hausmannita, que solo se puede fabricar en temperaturas superiores a 900 ° C (1,650 ° F), lo que probablemente era imposible para EEMH, lo que significa que probablemente encontraron hausmannita que se sabe que se encuentra a 250 km (160 millas) de distancia en los Pirineos. A menos que hubiera una fuente de hausmannita mucho más cercana a Lascaux que desde entonces se ha agotado, esto podría significar que había una economía local basada en minerales de manganeso. Además, en Ekain, País Vasco, los habitantes estaban usando la lechada de mineral de manganeso localmente rara en sus pinturas, que posiblemente extrajeron de la cueva misma. [69] Sobre la base de la distribución de joyas de conchas marinas del Mediterráneo y el Atlántico incluso tierra adentro, puede haber existido una red durante el interestadial glacial tardío (hace 14 a 12 mil años) a lo largo de los ríos Rin y Ródano en Francia, Alemania y Suiza. [68]

Vivienda Editar

Los sitios de cuevas de EEMH a menudo presentan una organización espacial distinta, con ciertas áreas específicamente designadas para actividades específicas, como áreas de chimenea, cocinas, áreas de carnicería, áreas para dormir y pilas de basura. Es difícil saber si todo el material de un sitio se depositó aproximadamente al mismo tiempo o si el sitio se usó varias veces. [52] Se cree que EEMH era bastante móvil, indicado por la gran longitud de las rutas comerciales, y tal estilo de vida probablemente fue apoyado por la construcción de refugios temporales en ambientes abiertos, como cabañas. La evidencia de chozas se asocia típicamente con un hogar. [71]

Se cree que los pueblos magdalenienses, en especial, fueron altamente migratorios, siguiendo a los rebaños mientras repoblaban Europa, y varias cuevas y sitios al aire libre indican que el área fue abandonada y visitada con regularidad. El sitio de Peyre Blanque de 19.000 años de antigüedad, Francia, y al menos el área de 260 km 2 (100 millas cuadradas) a su alrededor pueden haber sido revisados ​​durante miles de años. [71] En el Magdaleniense, las áreas rectangulares revestidas de piedra típicamente de 6 a 15 m 2 (65 a 161 pies cuadrados) se interpretaron como los cimientos o el piso de las cabañas. En Magdalenian Pincevent, Francia, se especuló que existían pequeñas viviendas circulares basadas en el espacio entre las herramientas de piedra y los huesos, que a veces presentaban un hogar interior, un área de trabajo o un espacio para dormir (pero no todos al mismo tiempo). Se identificó que una cabaña de 23.000 años del israelí Ohalo II había usado pastos como piso o posiblemente ropa de cama, pero no está claro si EEMH también cubrió sus cabañas con pasto o en su lugar usó pieles de animales. [72] Una losa de 13.800 años de Molí del Salt, España, tiene grabadas 7 figuras en forma de cúpula, que se postula que representan chozas temporales en forma de cúpula. [70]

Se han identificado más de 70 viviendas construidas por EEMH con huesos de mamut, principalmente de la llanura rusa, [73] posiblemente campamentos de caza semipermanentes. [74] Parece que construyeron tipis y yarangas. [75] Estos fueron construidos típicamente siguiendo el LGM después de hace 22.000 años por los pueblos Epi-Gravettian [76] La cabaña más antigua identificada proviene del sitio de Molodova I, Ucrania, que data de hace 44.000 años (lo que hace posible que fue construido por Neandertales). [77] Normalmente, estas cabañas miden 5 m (16 pies) de diámetro, o 4 m × 6 m (13 pies × 20 pies) si tienen forma ovalada. Las cabañas pueden ser tan pequeñas como 3 m × 2 m (9,8 pies × 6,6 pies).[75] Una de las chozas más grandes tiene un diámetro de 12,5 m (41 pies) - una choza de 25.000 años identificada en Kostenki, Rusia - y fue construida con 64 cráneos de mamut, pero dada la poca evidencia de ocupación, esto se postula haber sido utilizado para el almacenamiento de alimentos en lugar de como un espacio habitable. [76] Algunas cabañas han quemado huesos, lo que generalmente se ha interpretado como huesos utilizados como combustible para chimeneas debido a la escasez de leña y / o eliminación de desechos. Algunas cabañas, sin embargo, tienen evidencia de quema de leña, o una mezcla de quema de madera / hueso. [76]

Los cimientos de las chozas de mamut generalmente se hicieron empujando una gran cantidad de cráneos de mamut en el suelo (más comúnmente, aunque no siempre, con los colmillos hacia arriba para posiblemente usarse como soportes adicionales), y las paredes colocando en el suelo omóplatos verticalmente. , pelvis, huesos largos, mandíbulas y columna. Los huesos largos a menudo se usaban como postes, comúnmente colocados en el extremo de otro hueso largo o en la cavidad donde solía estar el colmillo. [75] La cimentación puede haberse extendido hasta 40 cm (16 pulgadas) bajo tierra. Por lo general, se construyeron varias cabañas en una localidad, colocadas a 1–20 m (3 pies 3 pulg. - 65 pies 7 pulg.) De distancia según la ubicación. Es posible que se hayan utilizado colmillos para hacer entradas, que se hayan quitado pieles para techar [73] y que el interior se haya sellado con loess excavado en pozos. Algunas decisiones arquitectónicas parecen haber sido puramente estéticas, y se ven mejor en las 4 cabañas Epi-Gravetienses de Mezhyrich, Mezine, Ucrania, donde las mandíbulas se apilaron para crear un patrón de chevron o zigzag en 2 cabañas, y los huesos largos se apilaron para crear horizontales. o líneas verticales en respectivamente 1 y 2 cabañas. El galón era un símbolo de uso común en la llanura rusa, pintado o grabado en huesos, herramientas, estatuillas y cráneos de mamut. [75]

Perros Editar

En algún momento, EEMH domesticó al perro, probablemente como resultado de una relación de caza simbiótica. La evidencia de ADN sugiere que los perros actuales se separaron de los lobos alrededor del comienzo de la LGM. Sin embargo, se han encontrado perros paleolíticos potenciales antes de esto, a saber, el perro Goyet de 36,000 años de Bélgica y el perro de Altai de 33,000 años de Siberia, lo que podría indicar que hubo múltiples intentos de domesticar lobos europeos. [78] Estos "perros" tenían una amplia gama de tamaños, desde más de 60 cm (2 pies) de altura en Europa del Este hasta menos de 30-45 cm (1 pie-1 pie 6 pulgadas) en Europa Central y Occidental, [79 ] y 32-41 kg (71-90 lb) en toda Europa. Estos "perros" se identifican por tener un hocico y un cráneo más cortos, y un paladar y una caja cerebral más anchos que los lobos contemporáneos. No obstante, un origen auriñaciense para la domesticación es controvertido. [80]

En el sitio de Předmostí de 27 a 24 mil años de antigüedad, República Checa, se identificaron 3 "perros" con el cráneo perforado (probablemente para extraer el cerebro), y 1 tenía un hueso de mamut en la boca. Los descubridores interpretaron esto como un ritual de entierro. [80] El perro Bonn-Oberkassel de Alemania de 14.500 años fue encontrado enterrado junto a un hombre de 40 años y una mujer de 25 años, así como rastros de hematita roja, y está genéticamente colocado como un antepasado en el presente. -perros de día. Fue diagnosticado con el virus del moquillo canino y probablemente murió entre las 19 y 23 semanas de edad. Habría requerido un gran cuidado humano para sobrevivir sin poder contribuir a nada, lo que sugiere que, en este punto, los humanos y los perros estaban conectados por lazos emocionales o simbólicos en lugar de una ganancia personal puramente materialista. [81]

Se presume que estos protoperros desempeñaron un papel vital en la caza, así como en los servicios domésticos, como el transporte de artículos o la vigilancia del campamento o los cadáveres, pero su utilidad exacta no está clara. [82]

Arte Editar

Cuando se descubrieron por primera vez ejemplos de arte del Paleolítico superior en el siglo XIX (objetos grabados), se asumió que eran "arte por el arte", ya que los pueblos del Paleolítico fueron ampliamente concebidos como salvajes incultos. Este modelo fue defendido principalmente por el arqueólogo francés Louis Laurent Gabriel de Mortillet. Luego, se descubrieron pinturas detalladas encontradas en las profundidades de las cuevas, la primera de las cuales fue la Cueva de Altamira, España, en 1879. El modelo de "arte por el arte" se desmoronó con el cambio de siglo cuando se encontraron más ejemplos de arte rupestre en llegar a lugares de Europa Occidental como Combarelles y Font-de-Gaume, para los que la idea de que fuera simplemente una actividad de ocio se hizo cada vez más insostenible. [83]

Arte rupestre Editar

EEMH es bien conocido por haber pintado o grabado diseños geométricos, plantillas a mano, plantas, animales y criaturas híbridas aparentemente humano / animal en las paredes de las cuevas en el interior de las cuevas. Por lo general, las mismas especies están representadas en cuevas que tienen ese arte, pero el número total de especies es bastante numeroso y, a saber, incluye criaturas como mamuts, bisontes, leones, osos e íbices. No obstante, algunas cuevas estaban dominadas por ciertas formas, como Grotte de Niaux, donde más de la mitad de los animales son bisontes. Las imágenes se pueden dibujar una encima de la otra. [83] Se encuentran en los huecos oscuros de las cuevas, y los artistas encendieron un fuego en el piso de la cueva o usaron lámparas portátiles de piedra para ver. Los materiales de dibujo incluyen carbón negro y crayones de ocre rojo y amarillo, pero estos, junto con una variedad de otros minerales, también se pueden moler en polvo y mezclar con agua para crear pintura. Es posible que se hayan usado rocas grandes y planas como paletas, y los pinceles pueden haber incluido cañas, cerdas y ramitas, y posiblemente se usó una cerbatana para rociar pintura en áreas menos accesibles. [84] Las plantillas de manos se pueden hacer sosteniendo la mano contra la pared y escupiendo pintura sobre ella (dejando una imagen negativa) o aplicando pintura en la mano y luego pegándola en la pared. A algunas plantillas de manos les faltan dedos, pero no está claro si al artista realmente le faltaba el dedo o simplemente lo excluyó de la plantilla. Generalmente se ha asumido que las huellas más grandes fueron dejadas por hombres y las más pequeñas por niños, pero la exclusión de las mujeres por completo puede ser improbable. [85] Aunque se han propuesto muchas hipótesis para el simbolismo del arte rupestre, todavía se debate por qué se crearon estas obras en primer lugar. [83]

Una de las primeras hipótesis con respecto a su simbolismo fue presentada por el historiador religioso francés Salomon Reinach, quien supuso que, debido a que solo se representaban animales en las paredes de las cuevas, las imágenes representaban la veneración del tótem, en la que un grupo o un miembro del grupo se identifica con cierto animal asociado con ciertos poderes, y honra o respeta a este animal de alguna manera, como no cazarlo. Si este fuera el caso, las comunidades EEMH dentro de una región se habrían subdividido en, por ejemplo, un "clan de caballos", un "clan de bisontes", un "clan de leones", etc. Esto pronto fue cuestionado ya que algunas cuevas contienen representaciones de animales heridos por proyectiles y, en general, están representadas varias especies. [83]

En 1903, Reinach propuso que el arte rupestre representaba magia simpática (entre la pintura y el tema de la pintura), y al dibujar un animal realizando algún tipo de acción, el artista creía que estaban ejerciendo esa misma acción sobre el animal. Es decir, al ser el dueño de la imagen, podrían dominar al propio animal. El modelo de la magia de la caza, y la idea de que el arte era mágico y utilitario en la sociedad EEMH, ganó mucha popularidad en las décadas siguientes. En este modelo, las presas herbívoras fueron representadas como heridas antes de una cacería para poder lanzar un hechizo sobre ellas. Algunos animales fueron representados de manera incompleta para debilitarlos. Los diseños geométricos eran trampas y los híbridos humanos / animales eran hechiceros vestidos como animales para obtener su poder, o eran dioses gobernando sobre los animales. Muchos animales fueron representados como completamente sanos e intactos, y a veces preñados, lo que este modelo interpreta como magia de fertilidad para promover la reproducción; sin embargo, si el animal era carnívoro, entonces este modelo dice que la representación sirvió para destruir al animal. A mediados del siglo XX, este modelo estaba siendo cuestionado debido a las pocas representaciones de animales heridos, la colección de huesos de animales consumidos en cuevas decoradas a menudo no coincidía con los tipos de animales representados en términos de abundancia y el modelo mágico no explica la mano. plantillas. [83]

Después de la década de 1960, iniciado por el historiador de arte germano-estadounidense Max Raphael, el estudio del arte rupestre adoptó un enfoque mucho más estadístico, analizando y cuantificando elementos como los tipos y la distribución de los animales representados, la topografía de las cuevas y la morfología de las paredes de las cuevas. Con base en tales pruebas estructuralistas, los caballos y los bovinos parecen haber sido agrupados preferentemente juntos, típicamente en una posición central, y tal organización binaria llevó a la sugerencia de que esto era un simbolismo sexual, y algunos animales e iconografía fueron designados por EEMH como machos o hembras. . Esta conclusión también ha sido fuertemente cuestionada, debido a la definición subjetiva de asociación entre dos animales diferentes, y al gran detalle en el que se representaron los animales, lo que permitió la identificación sexual (y además, la hipótesis de que se suponía que los bisontes eran femeninos contradice el hallazgo que muchos son hombres). [83]

También a finales del siglo XX, con la popularización de la hipótesis de que la EEMH practicaba el chamanismo, los híbridos humano / animal y los símbolos geométricos se interpretaron en este marco como las visiones que un chamán tendría en trance (fenómenos entópticos). Los oponentes atacan principalmente las comparaciones hechas entre las culturas paleolíticas y las sociedades chamánicas actuales por ser de alguna manera inexactas. [83] En 1988, los arqueólogos David Lewis-Williams y Thomas Dowson sugirieron que los trances eran inducidos por plantas alucinógenas que contenían mescalina, LSD o psilocibina, pero la única planta europea que produce cualquiera de estos es el cornezuelo (que produce una sustancia que se utiliza para producir LSD). ), y no hay evidencia de que EEMH lo comiera a propósito. [86]


La época de Madeleine fue larga, representada por numerosas estaciones, cuyos contenidos muestran avances en las artes y la cultura en general. Se caracterizó por un clima frío y seco, la existencia del hombre en asociación con los renos y la extinción del mamut. El uso de hueso y marfil para diversos implementos, que ya comenzó en la época anterior de Solutria, se incrementó mucho, y el período es esencialmente una edad de hueso. Los instrumentos de hueso son bastante variados: puntas de lanza, puntas de arpón, barrenadores, anzuelos y agujas.

Lo más notable es la evidencia que La Madeleine ofrece del arte prehistórico. Se encontraron numerosos huesos, astas de reno y dientes de animales, con dibujos toscos, tallados o grabados en ellos, de focas, peces, renos, mamuts y otras criaturas. Los mejores son un mamut grabado en un fragmento de su propio marfil, una daga de asta de reno, con un mango en forma de reno, un oso de las cavernas cortado en un trozo plano de esquisto, un sello en un diente de oso, un pez dibujado en una cornamenta de reno y una imagen completa, también en la cornamenta de reno, que muestra caballos, uros, árboles y una serpiente mordiendo la pierna de un hombre. El hombre está desnudo lo que, junto con la serpiente, sugiere un clima cálido, a pesar de la presencia de los renos.

La fauna de la época de Madelenie parece, de hecho, haber incluido tigres y otras especies tropicales al lado de renos, zorros azules, liebres árticas y otras criaturas polares. El hombre de Madelenie parece haber sido de baja estatura, dolicocefálico, con la frente baja en retirada y las cejas prominentes.


Pierre gravée de la Grotte du Placard, Commune de Vilhonneur (Charente)

Daniel (1942)
Traducción Don Hitchcock

Este yacimiento de extraordinaria riqueza en contenido arqueológico, lamentablemente, no fue estudiado con la minuciosidad deseable. Proporcionó una gran cantidad de artefactos, tanto líticos como óseos, recolectados del lodo que los investigadores lucharon por girar en todas las direcciones durante años.

Los primeros exploradores fueron el Abbé Bourgeois, J. Fermond, de Ferrière, de Maret, l'Abbé Suard, G. Chauvet, A. Masfrand, etc. Operando dentro de los métodos de trabajo de su tiempo, nos han dejado espléndidas colecciones de artefactos, pero observaciones insuficientes.

En cuanto a la estratigrafía, no sería prudente tomar literalmente el corte perfecto (según A. de Maret) publicado en 1906 por A. de Mortillet (Mortillet 1906) donde los diferentes niveles, separados por capas de escombros estériles, se apilan como un cofre de cajones. Las secciones transversales o cortes de la Grotte de Placard compiladas por G. Chauvet (Chauvet 1891) y A. Masfrand (Masfrand 1902) tienen diferencias bastante evidentes en detalle y el Prof. Dr. Patte (Patte 1933) escribió con razón "no incluso tener un cupé preciso de las capas más ricas "

Trabajando a través de la literatura sobre le Placard, me sorprendió no encontrar nada relacionado con los grabados, mientras que los huesos tallados son particularmente abundantes (Chauvet 1910) y esta fue una laguna que decidí aclarar. Durante los años 1938-39, gracias a la amabilidad de la Sra. Joyeux, propietaria del depósito, mi esposa y yo tuvimos la oportunidad de volver a visitar algunos de los escombros de la cueva y registrar los montones de rocas del exterior de la cueva.

Como señala G. Chauvet (Chauvet, 1910), las figuras de animales son excepcionales en le Placard, y aquí se puede citar el perfil de Reno de la colección de Maret. La decoración del antiguo Magdaleniense (I - III) que aparece en le Placard es bastante especial y el Abbé Breuil encuentra que "aún no se han reportado obras de arte comparables a la serie" (Breuil 1937)

Mientras estábamos en la cueva, nos sorprendieron las excavaciones anteriores. Solo quedó un testigo de épocas anteriores, formado a partir de un agujero que resistió todos los esfuerzos por abrirlo, y donde es imposible extraer nada sin romperlo, sigue en su lugar a la entrada del pasaje. Sin embargo, encontramos parte de una capa intacta cubierta por una roca, incrustada en el suelo de la cueva. estiércol.

Recolectamos de este lugar una serie de finos pedernales de Solutre, entre los que se incluyen puntas de hombro, algunos objetos de adorno de hueso labrado y algunos restos de fauna, todos relacionados con el Solutrean III.

Los artefactos recolectados en el material de desecho comprendían material del antiguo Magdaleniense y el Solutreano, con numerosos raspadores, y también había algunos rastros raros de artefactos posteriores, como cerámica, pedernal y una pieza de bronce. Estas colecciones se realizaron en condiciones tan deplorables que solo son de interés académico.

La presencia de numerosas plaquetas de piedra caliza derivadas de la descamación del techo de la cueva complicó la búsqueda de grabados en piedra, objetivo de nuestros esfuerzos. No sería la primera vez que se encuentran interesantes obras de arte en los descartes de excavaciones. De la masa de escombros, sin embargo, pudimos extraer y salvar solo los siguientes grabados:

Placa de piedra caliza: 22cm x 17cm, espesor 6cm. Un lado estaba aplanado por la abrasión y estaba recubierto de ocre rojo, y en él hay grabadas figuras de renos. La espalda es rugosa y no tiene dibujos.

Placa de piedra caliza: 19cm x l8cm, espesor 5cm. Un lado tiene un fino grabado de cérvidos. La línea es más fuerte y con una incisión más profunda que en la otra placa. El reverso está en blanco. La piedra caliza utilizada es granulada, con una pátina marrón. Ambas placas pertenecen al Magdaleniense III.


A partir de esta investigación, ahora se reconoce ampliamente un hecho: que existen grabados en piedra en le Placard, pero el género no parece estar muy desarrollado. Agregaría que finalmente descubrimos y exploramos parte de una pequeña terraza, a cierta distancia de la cueva, un nivel musulmán intacto, que será objeto de más estudio.


Lanzador de lanzas de hueso magdaleniense - Historia

(también conocido como & quotSpear Thrower & quot & quotThrowing Board & quot & quot, & quotThrowing Stick & quot y por una variedad de nombres regionales o etnoculturales)

ARRIBA: ATL64: primero de dos lanzadores de lanza inuit (ambos llevan el mismo número de catálogo: E002267) del área del río Anderson de 1866 o de los Territorios del Noroeste anteriores, Canadá (ver mapa de ubicación a continuación) primera de seis vistas. Fuente: Departamento de Antropología, Museo Nacional Smithsonian de Historia Natural (http://collections.nmnh.si.edu/anth)

ARRIBA: ATL65: segunda vista del lanzador de lanzas descrito arriba, segunda en secuencia de seis imágenes del río Anderson comenzando con el cuadro # 64. Fuente: Departamento de Antropología, Museo Nacional Smithsonian de Historia Natural (http://collections.nmnh.si.edu/anth)

ARRIBA: ATL66: otro lanzador de lanzas del río Anderson (tenga en cuenta que comparte el mismo número de catálogo con el artefacto anterior) primero de dos vistas, tercero en secuencia de seis imágenes del río Anderson, comenzando con el fotograma # 64. Fuente: Departamento de Antropología, Museo Nacional Smithsonian de Historia Natural


Lanzador de lanzas de hueso magdaleniense - Historia

Según los autores, este es el primer caso de consumo de carne y grasa de ballena documentado en Europa.

PD- ¿Y para qué se usaba la grasa (además de comer)? Casualmente, nuestro amigo David Sánchez acaba de publicar dos artículos sucesivos y bastante interesantes (en español) en su blog sobre las lámparas del Paleolítico superior: 1ª parte, 2ª parte.

Una lámpara particularmente hermosa de Lascaux (Dordoña)

Actualización (29 de enero): Otro hallazgo de consumo de ballenas en contextos magdalenienses que desconozco hasta ahora (h / t David) es de Las Caldas (Asturias). Uno de los dos co-investigadores es el mismo que el autor principal del artículo de Nerja → enlace PDF directo.

Actualización (22 de febrero): David agregó nuevamente información más interesante sobre el tema de la posible caza de ballenas en el período Magdaleniense al señalarnos Colchón Rodríguez & amp Álvarez Fernández 2008, donde discuten (en español) la presencia de restos de mamíferos marinos en la cueva de Las Caldas (Asturias): un diente de foca (perforado como parte de un collar o decoración similar), un diente de ballena piloto (solo inicialmente trabajado), un diente de cachalote (completamente esculpido en bajorrelieves de ballena y bisonte) y también varias ballenas y otros mamíferos marinos huesos utilizados para la fabricación de herramientas (hicieron puntas de lanza en el hueso de ballena, como se documentó hace años para Isturitz en el mismo período) y algunos moluscos, en particular el caparazón de un percebe de ballena (Coronula diadema).

Las Caldas (mapa localizador) se encuentra a unos 20 Km. tierra adentro hoy en día, en el período Magdaleniense tal vez 30 Km. más o menos. El percebe de ballena sugiere que la carne de ballena se trasladó a toda esa distancia de la costa.


Este artículo se divide en partes:

Esta es la última y más reciente parte del Paleolítico o Edad de Piedra. Marca una explosión en la sofisticación cultural y tecnológica de los humanos, como lo demuestran sus industrias de herramientas, pinturas, esculturas, los inicios de la música, etc. Gran parte de lo que entendemos como comportamiento humano moderno apareció durante el paleolítico superior.

Los humanos modernos (Homo sapiens) han existido durante entre 160.000 y 190.000 años en África, donde evolucionaron por primera vez. Sin embargo, durante gran parte de este período, su tecnología y estilo de vida no cambiaron mucho. Había otras especies de homínidos existentes en ese momento (Homo neanderthalis y Homo heidelbergensis en Europa, Homo rhodesiensis en África, Homo erectus en África y Asia). Los primeros humanos modernos no inventaron una nueva cultura o tecnología, su conjunto de herramientas siguió siendo el mismo que el utilizado por los neandertales en Asia occidental y Europa.

La evidencia más temprana del comportamiento humano moderno se remonta al paleolítico medio, hace unos 75.000 años en Sudáfrica, donde los habitantes de la cueva Blombos hacían cuerdas de cuentas de concha para ornamentar y tallaron patrones geométricos en piedras decorativas de color ocre. Los sitios de Aterian en el norte de África también tienen restos de cuentas perforadas para adorno personal, que datan de hace 82.000 años. Sin embargo, estos desarrollos no se mantuvieron. El registro posterior es desigual, con pequeñas comunidades en ciertas áreas geográficas que dejan atrás algunas tentadoras evidencias de sofisticación, con períodos intermedios más amplios de cultura más primitiva. En su mayor parte, este comportamiento humano moderno desapareció hace unos 65.000 años, solo para reaparecer en el paleolítico superior, hace unos 40.000 años.

Hay mucha especulación sobre el motivo de este registro irregular. Algunas teorías son biológicas, es decir, proponen que ciertas mutaciones clave que afectaron al cerebro permitieron el desarrollo del comportamiento humano moderno. Estos pueden estar relacionados con genes del lenguaje u otros genes que puedan conferir habilidades humanas modernas, como el pensamiento analítico complejo. Sin embargo, estas teorías tienen dos problemas: no explican las lagunas en el registro arqueológico y no tienen evidencia fósil que las respalde. Por lo que muestra la evidencia fósil, los seres humanos completamente modernos han existido durante más de 160.000 años. Los cambios sutiles en el cerebro, obviamente, no dejarían rastro en la anatomía macroscópica del cráneo. Quizás la secuenciación del genoma de los humanos actuales, así como los restos humanos de hace 40.000 y # 8211 100.000 años, podría proporcionar más información en el futuro.

Otro conjunto de teorías populares tiene que ver con el almacenamiento y la transmisión del conocimiento en las sociedades. Éstos pueden tener que ver con los desarrollos humanos (como la idea de que quizás un lenguaje de complejidad suficiente que permitió la diseminación fácil y generalizada del conocimiento y la cultura solo apareció tarde), o con la demografía. Una idea interesante es que, en ausencia de un lenguaje escrito, se necesita una cierta densidad de población crítica antes de que las ideas puedan conservarse para las generaciones futuras. Adam Powell publicó un artículo en Ciencias (2009) que describe un modelo informático de densidad de población humana y la aparición y difusión de tecnologías en el registro arqueológico. Su modelo parece mostrar que se necesita una cierta densidad de población antes de que las personas comiencen a migrar entre grupos, lo que garantiza que las invenciones producidas por un grupo no se pierdan con el tiempo. El modelo concuerda bien con el registro arqueológico. Si esto es cierto, entonces tales invenciones pueden haber aparecido muchas veces en los primeros 100.000 años de existencia de los humanos modernos, pero las poblaciones humanas eran tan escasas y estaban tan dispersas que las innovaciones no pudieron afianzarse.

Gran parte del trabajo arqueológico en el Paleolítico superior se ha realizado en Asia occidental y Europa. Por esta razón, el registro arqueológico es mucho más completo para Asia occidental y Europa, y los diferentes períodos del Paleolítico superior a menudo se describen en términos de los sitios / culturas europeos con los que corresponden. Este artículo se basa en gran medida en el registro europeo del Paleolítico superior, pero es importante recordar que se estaban produciendo desarrollos similares en el resto de Asia aproximadamente al mismo tiempo.

Chatelperroniano

Esta industria lleva el nombre del sitio en Châtelperron, en Francia, aunque se extendió por el suroeste de Francia hasta el norte de España. Esta se considera generalmente la industria más antigua del Paleolítico superior, que data de hace unos 35.000 & # 8211 29.000 años. Sin embargo, durante este tiempo, también fue contemporáneo de la industria auriñaciense. Originalmente se pensó que el Aurignacian comenzó un poco más tarde que el Châtelperronian, pero los hallazgos recientes han hecho retroceder la fecha más temprana del Aurignacian al menos hasta los sitios de Châtelperronian más antiguos conocidos, si no incluso antes. Dado que el Châtelperronian está asociado con los neandertales, mientras que el Aurignacian está asociado con el hombre moderno, el Châtelperronian todavía se considera el más primitivo (o, a veces, más antiguo) de los dos. Esto no está estrictamente de acuerdo con las fechas de radiocarbono, como se mencionó.

Esta es una continuación de las técnicas en gran parte de Musteriense utilizadas durante la Edad de Piedra Media, pero las herramientas producidas son definitivamente más avanzadas que las producidas con las mismas técnicas anteriormente. Entre las distintas herramientas se encuentran muchas herramientas denticuladas o dentadas, y cuchillos finos de pedernal con un solo filo y un mango desafilado. Se utilizó el antiguo método de núcleo musteriano de Levallois, generalmente con martillos blandos hechos de hueso o astas.

Se usa mucho marfil, más del que se encuentra en los sitios de Auriñaciense. Se desconoce si esto tiene que ver con el estilo de vida carnívoro neandertal que incluía mucha caza de mamuts. Las astas, por otro lado, se encuentran con menos frecuencia. Existe evidencia de la fabricación de joyas en los sitios de Châtelperronian, que normalmente es una característica del ser humano moderno, es decir, los auriñacienses.

Debido a esta mezcla de características musterianas y auriñacienses, y también debido al interés en la naturaleza de la interacción neandertal-humana, este es un período fascinante para muchas personas. Las excavaciones en algunos sitios (como Grotte des Fées) muestran evidencia de la interestratificación de los artefactos de Châtelperronian y Aurignacian. Es decir, parece que el sitio fue ocupado originalmente por gente de Neanderthal, y que en períodos posteriores, fue ocupado alternativamente por gente de Aurignacian y Neanderthals, varias veces. La estratigrafía en muchos de estos sitios no es muy clara (fueron excavados por primera vez en el siglo XIX, cuando el mantenimiento de registros era a menudo menos exacto), y es difícil establecer fechas exactas, o incluso a veces estar seguro de qué capa de un determinado pertenece al artefacto.

La opinión común entre los arqueólogos parece ser que la cultura de Châtelperronian era simplemente cultura neandertal que se convirtió & # 8220modernized & # 8221 debido al contacto de Neanderthal con humanos modernos (auriñacienses). Sin embargo, esto no es de ninguna manera un consenso, ya que muchos otros arqueólogos sostienen que las técnicas modernas vistas en estos sitios bien pueden haber sido inventadas por los neandertales. Hasta cierto punto, depende de probar que los auriñacienses existían en la región en el momento en que aparece la industria de Châtelperronian o antes. Aunque hay problemas con la estratigrafía, como se mencionó anteriormente, parece ser cada vez más evidente que efectivamente había auriñacienses en la región en ese momento.

Incluso si los neandertales adquirieron la nueva tecnología de los auriñacienses, la pregunta sigue siendo: ¿eran estos neandertales de una moderna & # 8220 sensibilidad & # 8221 en el sentido de los auriñacienses? La gente ha tratado de defender el lenguaje y el pensamiento simbólico complejo basado en la presencia de joyas en los sitios de Châtelperronian, pero esto es meramente sugerente, y otras explicaciones pueden explicarlo.

Algunas personas prefieren pensar en el Châtelperroniano como la primera parte de una tradición más larga que incluye la cultura gravetiana. Esta tradición más larga se denomina Périgordian, que se extiende desde hace unos 35.000 años hasta hace 20.000 años. Sin embargo, no hay suficientes sitios conocidos para probar la continuidad de las dos culturas, por lo que es difícil de probar. Algunas personas incluso extienden la misma tradición al proto-magdaleniense.

Auriñaciense

Esta es la primera tradición humana moderna del Paleolítico superior, basada en excavaciones del sitio tipo de Aurignac, en Francia. Por lo general, se cree que esto comienza hace unos 35.000 años y termina hace unos 26.000 años. Sin embargo, las incertidumbres de la datación dejan abierta la posibilidad de retrasar el comienzo hasta hace 40.000 años. En algunos lugares, puede haber continuado hasta hace 22.000 años.

Aunque la mayoría de los arqueólogos asocian la cultura auriñaciense con los humanos modernos, esto no ha sido probado de manera concluyente. Los artefactos más antiguos no se encuentran junto con restos humanos o la datación de los restos humanos es ambigua. Sin embargo, hay suficiente evidencia auxiliar para que muchas personas crean que esta era una cultura de humanos modernos.

El auriñaciense marca el comienzo del arte humano. La figurilla más antigua de & # 8220venus & # 8221 que representa una figura humana data del Auriñaciense temprano, la Venus de Hohle Fels, llamada así por la cueva en la que fue descubierta (en Alemania), tiene unos 35.000 & # 8211 40.000 años de antigüedad. Esta es la primera representación inequívoca de la figura humana. La talla es pequeña, mide aproximadamente una pulgada y pesa alrededor de una onza. Representa el cuerpo sin cabeza de una mujer (tiene un lazo tallado en lugar de la cabeza, que probablemente se usó para atar una cuerda para usar como collar).

Otros hallazgos en sitios cercanos incluyeron la primera figura de un animal & # 8211 el hombre (o mujer) león, que tiene unos 32.000 años. La cueva de Hohle Fels también produjo la primera evidencia de música instrumental, en forma de 2 flautas de marfil y 1 de hueso. Estas flautas tienen una antigüedad aproximada de 35.000 & # 8211 40.000 años. La flauta de hueso está casi completa, mide aproximadamente 8.5 pulgadas de largo (con probablemente 2-3 pulgadas rota y perdida en el extremo de la cola), y está hecha de un hueso hueco de un buitre leonado. Incluye el extremo & # 8220boquilla & # 8221, que consta de dos muescas en forma de V talladas en caras opuestas.

Las primeras pinturas rupestres también datan del Aurignacian, como la roca en Chauvet Cave en Francia, que tiene pinturas de 30.000 & # 8211 32.000 años. Esta cueva contiene cientos de pinturas de animales, de 13 especies diferentes. A diferencia de otros arte rupestre que muestran principalmente animales que eran comúnmente cazados por hombres, Chauvet contiene muchas representaciones de animales depredadores como leones, panteras, osos de las cavernas, etc. Las pinturas son muy sofisticadas, con sombreado y uso de perspectiva. Muchas pinturas están talladas o grabadas alrededor de los bordes, para dar un efecto tridimensional. Debe haber sido muy dramático a la luz de las antorchas, con las sombras proyectadas por las tallas.

Además de las pinturas, la cueva también tiene muchos otros artefactos humanos. En varios lugares, las paredes muestran huellas de manos, hechas cubriendo la mano con pigmento y luego presionándola contra la pared. Varias marcas abstractas, que consisten en líneas y puntos, aparecen a lo largo de la cueva. También hay huellas de un niño, aunque se cree que datan de una ocupación grave de la cueva posterior (hace unos 26.000 y 27.000 años).

También se han encontrado diversos adornos que datan de la misma época, entre ellos collares, brazaletes, figuritas de pequeños animales que probablemente se llevaban o ataban a la ropa, etc. La industria de los útiles de piedra es compleja, consiste en hojas de fina forma, así como hueso y asta. herramientas como agujas y arpones.

Gravetian

La cultura gravettiana data de hace aproximadamente 28.000 a 22.000 años, según el sitio tipográfico de La Gravette en Francia. Siguió la cultura auriñaciense, y en muchos sitios, se encuentran artefactos auriñacienses que preceden a los artefactos gravetianos. Se caracteriza por hojas pequeñas y puntiagudas, con espaldas rectas y desafiladas. Otra herramienta característica de este período es el buril, concretamente un tipo de buril conocido como buril de Noailles. Estas son piedras con un borde de cincel, que probablemente se usaron de manera muy similar a los cinceles, probablemente para grabar y tallar madera o hueso.

Esta fue la última cultura antes de la glaciación, y el clima se estaba enfriando rápidamente durante este tiempo. El gravetiano era principalmente una cultura de caza, como los neandertales, pero muy móvil y adaptado para su época. Parece probable que los gravetianos fueran cazadores más eficientes que los neandertales, y dado que este período marca la desaparición de los neandertales, se ha especulado que parte de la razón puede haber sido que los gravetianos los superaron en la competencia por la comida, en una época de recursos cada vez más fríos y en declive.

Las armas gravetianas eran probablemente similares a las de los neandertales: garrotes, lanzas, palos, etc., lo que probablemente significa que, al igual que los neandertales, cazaban animales a corta distancia. Sin embargo, a diferencia de los neandertales, eran muy móviles y trasladaban sus asentamientos con frecuencia a lugares donde era probable que los animales se congregaran. Los asentamientos gravetianos se ubicaron en los caminos de los rebaños migratorios, generalmente en valles estrechos donde los rebaños atravesaban cuellos de botella en el terreno.

Las huellas de cuerdas encontradas en la arcilla sugieren que los gravettianos usaban redes para atrapar animales más pequeños. Este habría sido un método eficaz para atrapar una gran cantidad de animales en poco tiempo, lo que habría llevado a un suministro de alimentos más constante, para superar los ciclos de festín / hambruna de la caza de animales grandes. Los gravettianos dependían principalmente de la carne para su sustento. El clima frío hizo que escasearan los alimentos vegetales y se necesitaba carne / grasa para sobrevivir al frío.

Debido a la caza considerable, la gente de Gravetie usó muchos productos animales en su estilo de vida. Las herramientas de hueso son muy comunes en este período, siendo utilizadas para diversos objetos como agujas, púas, ganchos, etc. Los huesos y dientes también se utilizaron con fines decorativos. Se han encontrado dientes perforados, lo que indica que pueden haber sido utilizados para hacer brazaletes o collares. Se encuentra una enorme cantidad de figuras de Venus de este período, incluida la famosa Venus de Willendorf, que tiene unos 25.000 años. Estas figurillas eran típicamente pequeñas (de una pulgada o dos de tamaño) y no tenían pies, lo que indica que no se podían levantar. Es posible que se hayan utilizado como objetos decorativos o rituales. Las características femeninas extremadamente exageradas sugieren que podrían haber jugado un papel en un culto a la fertilidad.

Solutreano

Este es un período relativamente corto basado en el sitio tipo de Solutre en Francia, que duró desde hace unos 17.000 & # 8211 21.000 años. Este período ocurre durante el último máximo glacial, y el clima era muy frío. El período se distingue por la muy fina mano de obra de su industria de fabricación de herramientas. Las láminas en forma de hojas de laurel (puntas solutreanas) eran muy comunes. Inicialmente, los puntos solutreanos eran unifaciales, pero en etapas posteriores del solutreano se volvieron bifaciales.

Las agujas para huesos con orificios para los ojos son comunes en este período, lo que indica el uso de ropa ajustada. Esto debe haber sido especialmente importante en el clima frío. También son muy habituales los adornos en forma de pulseras y collares de cuentas, colgantes, alfileres, etc. Muchas herramientas tienen formas extrañas y asimétricas, y algunas puntas de laurel son tan delgadas que son prácticamente inútiles. Estas herramientas parecen sugerir que la fabricación de herramientas no fue solo para la utilidad, sino que también produjeron artículos de lujo.

Las herramientas de Solutrean se fabricaron con escamas a presión, en lugar de la antigua y más tosca técnica de tallado de pedernal. Esto permitió la creación de herramientas muy delgadas y de formas finas. Se encuentran puntas de flecha ligeras y de forma elaborada de este período. Aunque es posible que el arco y la flecha se inventaran antes (hay alguna evidencia de puntas de flecha del gravetiano), el Solutreano muestra muchos ejemplos de puntas de flecha finamente elaboradas, lo que indica que probablemente se estaban usando arcos.

Magdaleniense

El Magdaleniense lleva el nombre del sitio tipo en La Madeleine, un refugio rocoso en Francia. Esta fue una de las últimas culturas del paleolítico, existiendo desde hace unos 18.000 a 10.000 años. Este fue un período en el que bisontes, renos y caballos salvajes deambulaban por el campo en grandes manadas. La gente vivía una vida semi-asentada, en cuevas y refugios rocosos en invierno y en tiendas de campaña en verano. Las primeras aldeas conocidas son de este período, generalmente ubicadas a orillas de los ríos, y suman entre 400 y 600 habitantes. Hubo una & # 8220explosión & # 8221 de población durante este período & # 8211; se estimó que la población de Francia pasó de unas 15.000 personas en el Solutreano a unas 50.000 personas en el Magdaleniense. La cultura estaba muy extendida, desde Portugal en el oeste hasta Polonia en el este.

El magdaleniense se divide en 6 fases, basadas en la estratigrafía. Los sitios magdalenienses más antiguos se encuentran todos en Francia, por lo que la cultura se extendió desde Francia a las áreas vecinas. El clima todavía era frío, ya que Europa se estaba recuperando del último máximo glacial. Las manadas de renos eran muy abundantes en toda Europa y la caza de renos era una de las principales ocupaciones del pueblo magdaleniense.

Las herramientas magdalenienses muestran una preponderancia de herramientas de hueso y asta, y menos dependencia de la industria del pedernal. Estas herramientas son generalmente más pequeñas y muy variadas. Las puntas de hueso de púas son muy comunes (a veces se consideran puntas de arpón), así como las puntas de jabalina, agujas de ojo, lanza lanzas, & # 8220 porras & # 8220, cinceles, etc. Las herramientas de piedra incluyen hojas dentadas y raspadores, buriles y barrenadores, así como sepultureros de pico de loro. Las herramientas de hueso a menudo se tallaban con imágenes de animales, que son un motivo común en todo el arte magdaleniense. Hacia el final del Magdaleniense, hubo una fuerte tendencia hacia la microlitización. Se encuentran herramientas de hueso y piedra muy pequeñas con púas complicadas.

El arte magdaleniense comenzó como un simple arte lineal, mucho más crudo y simple que las alturas de los logros auriñacienses, como los que se vieron en Chauvet. Sin embargo, con el tiempo el arte magdaleniense mejoró enormemente, con grabados detallados en varios colores. El arte tardío magdaleniense es conocido por su realismo y poses expresivas, de sitios como Lascaux en Francia y Altamira en España. Algunas de las mejores esculturas paleolíticas también se produjeron en este período, así como muchos artículos de joyería, como cuentas, brazaletes y collares, colgantes, amuletos, etc.

El Magdaleniense terminó hace unos 10.000 & # 8211 12.000 años, cuando el clima se calentó y las grandes manadas de renos desaparecieron o se trasladaron más al norte. Las culturas que siguieron fueron mucho menos elaboradas y carecían de las grandes tradiciones artísticas del magdaleniense.


Magdaleniense

los Culturas magdalenienses (además Madelenian Francés: Magdalénien) son culturas posteriores del Paleolítico Superior y Mesolítico en Europa occidental. Datan de hace unos 17.000 a 12.000 años. [a] [ ¿Esta fecha está calibrada? ] Lleva el nombre del tipo & # 8197site de La & # 8197Madeleine, un refugio rocoso situado en el valle de Vézère, municipio de Tursac, en el departamento francés de Dordoña.

Édouard & # 8197Lartet y Henry & # 8197Christy originalmente denominó el período L'âge du renne (la Edad & # 8197 del & # 8197 & # 8197 & # 8197Reindeer). Llevaron a cabo las primeras excavadoras sistemáticas del sitio tipo, que se publicaron en 1875. La época magdaleniense se asocia con los cazadores de renos, aunque los sitios magdalenienses contienen una amplia evidencia de la caza de ciervos rojos, caballos y otros grandes mamíferos presentes en Europa hacia finales de el último período & # 8197glacial & # 8197.La cultura se extendió geográficamente, y más tarde los sitios magdalenienses se extendieron desde Portugal en el oeste hasta Polonia en el este, y tan al norte como Francia, el Canal y las Islas, Inglaterra y Gales. Es la tercera época del sistema de cronología de cuevas de & # 8197Gabriel & # 8197de & # 8197Mortillet, que corresponde aproximadamente al Pleistoceno tardío & # 8197. Además de La Madeleine, las estaciones principales de la época son Les & # 8197Eyzies, Laugerie-Basse y Gorges d'Enfer en Dordogne Grotte du Placard en Charente y otras en el suroeste de Francia.


Ver el vídeo: Tiro con Atlatl


Comentarios:

  1. Lesley

    Gracias por la valiosa información. Lo he usado.

  2. Aethelbeorht

    ¿No me das el minuto?

  3. Adelbert

    ¡Interesante! ¡Suscrito al blog!

  4. Akecheta

    Es visible, no el destino.

  5. Glais

    Esto ya se discutió recientemente

  6. Makin

    A mi también me preocupa esta pregunta. Dime donde puedo leer sobre esto?



Escribe un mensaje